Spanish Arabic Catalan English French German Italian Japanese Portuguese Russian

info

Cocción Mosaico Rakú

La Cocción es el último paso en la creación cerámica, donde los materiales cerámicos se transforman, uniendo los elementos tierra, aire y fuego en un espacio y tiempo. La cocción aloja el mistério del resultado final.

Esta técnica consiste en subir a unos 900ºC un horno cerámico y llegada a esa temperatura retiramos las piezas cocidas con su esmalte fundido. Mediante un proceso de químico de reducción conseguimos efectos muy interesantes y exclusivos.

Cocción de piezas esmaltadas para la realización de un mosaico mural con relieves modelados a mano. La cocción de realiza en un horno de gas propano con tapa movil. Temperatura de coción 960ºC, durante la cocción la atmósfera del horno es oxidante, una vez alcazados los 960ºC abrimos el horno retirando el cajón o mufla de fibra de vidreo, las piezas en su punto de fusión adecuado se retira de las placas del horno y las depositamos cubierta en serrín en un cajón metálico, en este momento cambiamos a atmósfera reductora  la cubierta critalina de las piezas esmaltadas que este momento se encuentran a unos 900ºC.

Las piezas reposan en atmófera reductora unos cinco minutos, actuando los humos de la combustión del serrín sobre la cubierta cristalina. Estas reacciones crean aleatoriamente reflejos y moteados originales sobre la superficie del esmalte, en colores claros y sobre cubiertas craqueladas conseguimos efectos de envejecido.

Las piezas una vez enfriadas las limpiamos con agua y un cepillo para despegar los restos de serrín, y en algunos casos mostrar el reflejo metalizado oculto entre la capa de serrin calcinado.

 


 

Alberto Navarro, Suko, Cocción Rakú 980ºC para mural . San Joan de Moró. Castellón.